Home / Deportes / Yepes, adiós a un gran capitán

Yepes, adiós a un gran capitán

adios a un gran capitanEl exlíder de la Selección Colombia anunció su retiro. Compañeros y rivales hablan sobre él. Perfil.

Tenía un cintilla en su brazo, pero bien podía haber llevado una armadura, Mario Alberto Yepes Díaz era todo un guerrero en la cancha y por eso era el ‘capi’ de la Selección Colombia.

Ese número 3 estampado en la espalda se batía por todo los sectores del campo, nunca escatimó una gota de sudor para la Selección y los equipos en que jugó.

Su melena se convertía en un símbolo de terror para los delanteros que pretendían pasar a aquel recio defensa central, que le daba seguridad a su arquero.

Uno de los que lo sufrió fue Martín Palermo, aquel delantero argentino con el que sostuvo varias batallas en los clásicos River Plate vs. Boca Juniors, quien dio su opinión sobre el colombiano.

“Fue un jugador con mucha experiencia. Era un defensor que sabía manejar la posición, los tiempos, tenía buen manejo de pelota, por eso ha sido un referente en el fútbol. Era muy duro para poder sacarle ventaja”, dijo el ahora entrenador de fútbol que espera una oportunidad para volver a dirigir.

Ese fue uno de los grandes goleadores que tuvo que enfrentar gracias a sus actuaciones en las ligas de Francia e Italia, además de sus dos pasos por Argentina y su comienzo en el fútbol colombiano.

Su transformación

Mario Alberto en sus comienzos quería ser como ellos, un delantero, un goleador, un ‘9’, quería ser el protagonista del gol, no el antagonista. Era un niño alto para su edad y por eso tenía cierta ventaja en el juego aéreo.
Su responsabilidad fue el gol en su paso por la Escuela Carlos Sarmiento Lora (club formador de futbolistas), así siguió en Rionegro hasta que llegó al Cortuluá y sufrió un cambio del cual toda Colombia está agradecido. Y el artífice de eso fue Humberto ‘Tucho’ Ortiz, por allá en el año 1993.

“Era un Torneo de las Américas que se realiza en Cali, pero como había muchos equipos, Tuluá fue una subsede y Mario estaba jugando con la Sarmiento Lora de Cali, le dije a Ignacio Martán (era el presidente de Cortuluá) que trajéramos a ese muchacho. Me llamó la atención cuando lo vi jugando de ‘9’ ”, dijo Ortiz. En ese mismo torneo vieron a Carlos Rodas que estaba en la Sarmiento Lora de Tuluá y también lo llevaron al equipo del ‘Corazón del Valle’.

“Estaba muy mal de centrales, tenía buenos delanteros, le dije que fuera central y me respondió: ‘Uy, profe, ¿central?’, pero fue un muchacho muy tranquilo y aceptó”, recordó el entrenador que logró el ascenso con Cortuluá, en 1993, y Tolima, en 1994.

Una de las características que tuvo este caleño, que el pasado 13 de enero cumplió 40 años, fue su quite deslizante, con la elegancia de un ‘10’ y su precisión como zaguero dejaba al contrincante sin la pelota.
Pero su inicio con esa jugada no fue el mejor y ‘Tucho’ lo recuerda ahora con gracia, aunque en ese momento no lo fue.

“Lo puse a debutar contra Cúcuta en el 94, era un partido duro y él hizo su excelso quite deslizante, pero el árbitro le cobró penalti, salió muy triste por eso. Imagínese, yo tratando de motivarlo y pasa eso, pero le dije que ahora se había perdido ese punto, pero luego nos haría ganar muchos más, y así fue”, dijo el entrenador con experiencia en varios equipos del ascenso.

Los argumentos fueron sólidos, por eso no hubo mucho que discutirle. El profesor Ortiz le dijo que por ser buen cabeceador, por su talla, por ser zurdo, por su buen perfil y por su actitud, entre otras mucha cualidades, iba a ser “el mejor central del fútbol colombiano”.

Aquel joven de escasos 18 años lo escuchó con atención y se creyó, para el bien de los amantes a la pelota, todas las palabra del ‘Tucho’. Aunque Yepes reconoce que en ocasiones no le gustaba mucho estar como zaguero.
“Mis primeros juegos como defensor fueron en la Selección Valle bajo la conducción de Reinaldo Rueda, aunque me enojaba cuando él me ubicaba atrás”, reveló el jugador, que tuvo un paso por Tampa Bay de la MLS, club en el que no debutó.

Un líder del plantel

El carácter que tuvo Yepes fue una de sus principales características y eso lo llevó a ser capitán en los 10 equipos que jugó y en la Selección, incluyendo clubes encopetados en el mundo como Milán y PSG.
“Haber sido capitán en todos esos equipos fue una gran responsabilidad, pero la responsabilidad más grande fue en la Selección, porque no se está representando a una hinchada, a una afición, sino a todo un país, es una responsabilidad grande. Tuve la fortuna de ser capitán en todos los equipos en los que jugué”, le dijo a EL TIEMPO el exfutbolista, que disputó 765 partidos profesionales.

Edgardo Bauza fue el último director técnico que orientó a Yepes, en San Lorenzo, y el argentino no dudó en sobresaltar el profesionalismo del caleño: “Jugó hasta la edad que lo hizo por la jerarquía que tiene, uno de los mejores defensores que ha dado el fútbol colombiano. Es un referente para todos los futbolistas por su capacidad, profesionalismo y dedicación. Ojalá siga ligado al fútbol de alguna manera, será muy provechoso para todos”, expresó el estratega que ha ganado dos Libertadores.

El exfutbolista, de 1,86 metros de altura, fue campeón en todos los países que jugó, pero para él no fue suficiente.
“Me faltó ganar más títulos, ganar el Mundial, la Champions League, otras ligas y torneos que han logrado otros colombianos”, aseveró el defensa, que estuvo ayer con su familia en el anuncio de su retiro como futbolista profesional.

Ese ADN ganador y su liderazgo hacía que fuera un jugador con mucho mercado en Colombia y de grandes equipos, cuatro querían tenerlo.

“Agradezco a la gente de Millonarios, de Santa Fe, de Nacional y de Junior por querer que jugara con ellos. Es un honor que hayan pensado en un jugador de 40 años. Me hicieron sentir importante”, detalló Yepes Díaz.
Su intención era otra y cuando la comenta ese gesto de tristeza, que se perdía cuando hablaba de su carrera, volvía a aparecer.

“Siempre he sido una persona que trata de cumplir lo que dice, hasta cierto punto. Dije que mi idea era retirarme en Colombia vistiendo los colores del Deportivo Cali, lastimosamente no se pudo dar. Yo tenía todas las ganas de hacerlo y no fueron por razones de Mario Alberto Yepes. No pude hacer algo que había prometido en su momento al Cali”, comentó con una frustración que ya no podrá quitarse, por lo menos como jugador, con una camiseta con la cual lloró cuando perdieron la final de la Libertadores de 1999.

Un señor dentro y fuera

Una característica en la que coinciden las personas que compartieron con Yepes es su caballerosidad.
Por ejemplo, ‘Tucho’ Ortiz recuerda que más allá de un puchero no tuvo ninguna recriminación cuando le pidió que fuera central.

“Nooo, ese muchacho no dijo nada, era muy dócil, muy educado, no tengo queja de él”, precisó.
Y Palermo eso también lo destaca, porque en la efervescencia de los clásicos Boca Juniors vs. River Plate siempre guardó la cordura.

“Fue muy leal, respetuoso, no fue malintencionado. Nunca tuve una disputa verbal con él, ni recurría a aspectos extradeportivos para tratar de sacar una ventaja, un ejemplo para seguir”, expresó el entrenador de 42 años que mostró su agrado por tener una oportunidad para trabajar en Colombia.

Y en la rueda de prensa con su voz a punto de quebrarse y con su rostro reflejando la tristeza que le daba dejar la actividad que desarrolló a alto nivel por más de 20 años, dijo muy emocionado: “Lo mejor que me pasó es haber dejado un buen recuerdo como buena persona. Que me valoren como persona, por eso tengo la tranquilidad del deber cumplido. El aprecio de la gente es lo mejor de todo”. Yepes aún no define cuál será su futuro.

¿Qué sigue ahora?

Se especuló mucho sobre el nuevo rol de Yepes en el fútbol y hasta en la Federación Colombiana de Fútbol.
“Hablo para anunciar mi retiro del fútbol. Lo que vendrá mañana, ya veremos. A partir de que termine esto comenzaré a mirar los proyectos que se vienen para mí y mirar los horizontes que se me abran”, comentó uno de los ganadores de la única Copa América que tiene Colombia.

Aunque quiso dejar algo claro: “No seré representante de jugadores. Seguiré ligado al fútbol, tengo mi título de técnico y seguiré en esto que me apasiona. El fútbol seguirá marcando mi vida”.

Pero en una persona que cuando habla de la Selección le brillan los ojos, hasta fuera de la cancha quiere seguir aportando: “Mi idea siempre había sido poderle decir siempre que sí a la Selección, y sigo con esa idea”.

About admin

Check Also

Abril Jueves 19 Día Mundial de la Bicicleta

El Día Mundial de la Bicicleta o Día de la Bicicleta se celebra en todo el mundo cada 19 de abril con …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *